VIRGINIE BASSELOT, JEFA DE COCINA DEL NEGRESCO

VIRGINIE BASSELOT, JEFA DE COCINA DEL NEGRESCO

Virginie Basselot es una de las principales figuras de la nueva generación del panorama gastronómico francés. Repetidamente galardonada, ha recibido la distinción «Meilleur Ouvrier de France».
Desde 2018, está a cargo del restaurante con una estrella Le Chantecler,
La Rotonde, el servicio de habitaciones y los banquetes. Retrato.

Virginie Basselot Chef Negresco
ITINERARIO DE UNA COCINERA EXTRAORDINARIA

La colaboración entre Virginie Basselot y El Negresco hace eco de otra trayectoria, la de la emblemática propietaria del lugar, Jeanne Augier. Una mujer libre, creativa y emprendedora que, como la cocinera, ha realizado su vida según sus deseos sin que le importe el «qué dirán». Una pudo llevar el timón de su barco de cúpula rosa, mientras que la otra logró encontrar su lugar en un entorno muy competitivo, en el que avanzó «de forma improvisada, a partir de encuentros». El que tuve con el Sr. Bord, el director de Negresco, me convenció y por eso acepté el puesto.

Dos vidas paralelas que confluyen en un marco barroco, con pinturas de maestros, frente a la Bahía de los Ángeles. En la historia del palacio, esta es la primera vez que una mujer usa un sombrero de chef. Un gran reto, pero a la altura del talento de Virginie Basselot.

“ El lugar me conquistó en seguida. Está lleno de historia y es original, como me gusta. No quiero trabajar en una cadena. ”

LA COCINA, UNA HISTORIA DE FAMILIA

Como cierto famoso galo amante del buen comer, Virginie se cayó en la marmita durante su infancia, siendo su padre restaurador en Pont-l'Evêque. Comenzó su formación a una edad muy temprana con un aprendizaje en su Normandía natal.

Con 19 años, decidió trasladarse a París y entró en las cocinas del Hôtel de Crillon como oficinista. Un comienzo humilde que no le impediría, más tarde, llegar a lo más alto de su arte.

A lo largo de los años, ha refinado su estilo para crear una cocina que refleja su personalidad: clásica, directa y simple.

Virginie Basselot Chef Negresco
Virginie Basselot Chef Negresco
Virginie Basselot Chef Negresco
EL GUSTO DE LA COMUNICACIÓN

Virginie Basselot ha hecho del rigor su lema y de la comunicación su enseña. Con sus recetas quiere, sobre todo, complacer: «Mi pasión es realmente cocinar, poder ofrecer a cada comensal un momento real de felicidad a través de esta. No estoy tratando de desestabilizar, sino de tranquilizar», dice. Como MOF, tiene una cierta responsabilidad como «Guardiana del patrimonio».

Esta nueva aventura en Niza no asusta a esta joven de mirada franca, que se describe como «reservada». La proximidad al mar le inspira: «No es el mismo mar, pero también nací junto al agua. Me gusta mucho cocinar pescado. Me inspiro en el lugar donde estoy para preparar el menú, pero sé que prepararé algunos de mis platos estrella , como el bacalao con mantequilla de limón y melisa y el tartar de lubina y ostras. Por supuesto, cambiaré el nombre a tartar de lubina mediterránea y ostras. Me adapto a la región...», bromea.

Le gusta el pescado, pero también las verduras, «es una cocina más ligera que la que solía hacer en Suiza, donde había muchos quesos y platos de montaña». Cree que «el sur es una región magnífica» dice estar encantada con esta experiencia en Niza y declara tener la intención de aportar un soplo de aire fresco y de innovación a lo largo del Paseo de los Ingleses.

DÉJESE TENTAR POR UNA EXPERIENCIA CULINARIA INCOMPARABLE...

Le Chantecler

Le Chantecler

Todas las noches de martes a sábado, Le Chantecler reinventa los códigos de la gastronomía otorgándoles frescura y sinceridad. Sus platos rinden un hábil homenaje a los productos de la región.

OFFREZ LE CHANTECLER

REGALE LE CHANTECLER

Con su suntuosa carpintería realizada en 1751, Le Chantecler ofrece un decorado del siglo XVIII, a la vez delicado y fastuoso, para unas cenas excepcionales.

negresco

LA ROTONDE

Completamente nueva y hermosísima con su decoración en tonos de oro y blanco, La Rotonde es la viva expresión de la Riviera, en su lado más chic y desenfadado. Esta brasserie es una institución muy querida para los habitantes de Niza.